PROCESOS CLAVE EN LA GESTIÓN DEL TALENTO

La gestión del talento se define como un conjunto de procesos de recursos humanos integrados y diseñados para atraer, desarrollar, motivar y retener a los empleados de una organización. La gestión de talento como concepto ha ido evolucionando mucho en los últimos 25 años. El objetivo de las organizaciones que han puesto la gestión del talento en práctica lo hacen para dar solución al problema de retención de empleado.

Se valora aún más la gestión del talento cuando las organizaciones descubren que resulta tres veces más caro para ellas realizar una nueva contratación que retener alguno de sus activos más valiosos. Ejemplo de ello son los datos proporcionados por expertos en gestión de personas:

  1. Hasta seis meses pueden ser necesarios para que un empleado nuevo llegue a adquirir la productividad adecuada en un trabajo.
  2. Se necesitan nada menos que dieciocho meses para integrarlo a la cultura de la empresa.
  3. Tienen que transcurrir veinticuatro meses para que el nuevo miembro del equipo alcance a conocer la estrategia y la actividad de la empresa en la que ha entrado a formar parte.
  4. El hecho de conseguir o retener talentos para la organización es una estrategia sobre todo de las empresas más competitivas y que buscan crecer por medio de los recursos humanos que desempeñan un papel importante en la empresa y aumentan su valor. Una organización con talentos es una empresa más competitiva y dispuesta a enfrentarse a otras situaciones.

Procesos claves en la Gestión del Talento

  1. Planificación de RRHH. La proyección estratégica y la planificación de acceso y retención del talento.
  2. Reclutamiento. La capacidad de atraer y contratar talento; el reclutamiento efectivo para el talento obliga a diseñar una estrategia basada en el employer branding.
  3. La incorporación a la empresa. Este proceso permite a los nuevos empleados a convertirse en miembros productivos de la organización.
  4. Plan estratégico. El proceso de desarrollo e implementación de planes para alcanzar las metas y los objetivos.
  5. Evaluaciones 360 °. La evaluación 360 grados es una herramienta que proporciona a los líderes la posibilidad de evaluar el desempeño de las personas.
  6. Desarrollo del liderazgo. Actividades intencionales orientadas a objetivos que mejoran la calidad de las habilidades o actitudes de liderazgo de un trabajador.
  7. Desarrollo profesional. Proceso de establecer metas y planes que enlazan con los objetivos y logros individuales; planificación de la carrera.
  8. Programas de reconocimiento. Un método de reconocer, y motivar a las personas y equipos que contribuyen, a través de comportamientos y acciones, para el éxito de la organización.
  9. Competencias. Esos comportamientos, características, habilidades y rasgos de personalidad que identifican a los empleados con éxito.
  10. Retención. Un esfuerzo sistemático centrado no sólo en la retención del top talent de una organización, sino también para crear y fomentar un ambiente de trabajo acogedor y la cultura de alta retención.